¿A quién no le encanta la sensación de abrir una agenda nueva, con las páginas por estrenar, el olor a papelería y la tapa nueva e impoluta? Yo creo que es una de las mejores sensaciones de estrenar algo de papelería.

Pero esta experiencia ha cambiado mucho a lo largo de los tiempos. No sé vosotros, pero en el colegio a mí me daban unas libretas sosas y sin ninguna gracia.

Conforme te vas haciendo ya vas escogiendo libretas más acorde a tu personalidad: Libretas de diseño, notebooks que destaquen por sus acabados y sobre todo algo que encaje con tu estilo, tu ritmo de vida y tus pasiones.

*Foto: Camille San Vicente/Unfold

*Foto: Jealous Weekends/Unfold

No solo hablamos una libreta de diseño: hablamos de una libreta que capte tu forma de vida, tus mil millones de planes y tus ganas de comerte el mundo.

Hemos dado un paso más allá y ya no queremos la típica libreta con frases motivadoras. Queremos libretas de diseño selecto, un notebook que se ajuste a nuestros colores y a nuestra identidad. Que te dé esa emoción al abrirlo y pasar página. Una libreta con la que identificarnos: que maldiga nuestras desgracias y se ría de las situaciones cómicas. Con la que podamos implicar nuestros planes, nuestros apuntes o nuestros dibujos. Un notebook que nos permita desarrollar todo nuestro potencial. Al fin y al cabo, todos queremos hacer o que nos encanta, ¿no?.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies